lunes, 26 de octubre de 2009


La ventana entreabierta
Dejando entrar un haz de luz
Del farol de la calle

En mi pieza
Y en mi alma
Los desórdenes cotidianos

Los recuerdos se agolpan
En la parte trasera de mis retinas
Cierro los ojos y ahí están:
Caras familiares
Que alguna vez fueron cercanas

Recuerdos que duelen
En esta llaga
Que llaman corazón

Mi cariño…
Mi nostalgia…

Semidesnudo me acerco a la ventana
Con el pucho en la boca
Veo el humo jugar con el haz de luz

Así espero la lluvia.
Otra cosa no puedo esperar.

2 comentarios:

Poetas Intenteros dijo...

loco muy bueno, me llegó hasta la llaga! digo corazón! Abrazo
Álvaro

huesosdemadera.wordpress.com dijo...

Me gustó mucho agu, como me dijiste la otra vez, el tema de las imágenes que van apareciendo, muy bueno culiá.

Barnes